4 agost, 2021

Escafandrista Musical

by Golden: l'alternativa de la música alternativa … des de Barcelona

Portada / The Feelies – Crazy Rhythms (1980)

The Feelies – Crazy Rhythms (1980)

 

The Feelies – Crazy Rhythms (1980)

The Feelies - Crazy Rhythms
Contínuamente recordamos la infinidad de injusticias que genera la industria musical. Tropezamos con bandas que alcanzan el olimpo de los elegidos demostrando su escaso talento, y se hacen esquivas a otras pese a cambiar parámetros de la música y haberla hecho evolucionar.

Y aquí tenemos a The Feelies que forman parte de esta última categoría. Un grupo que ha sido único, influenciados por la Velvet más dinámica y por los Television, fueron construyendo magnéticos temas a golpe de batería mientras las guitarras bordaban filigranas en el aire. Las voces, con poco protagonismo eran adobo y acompañamiento para tejer lo que pretendían transmitir.

Después de tanto tiempo, The Feelies siguen siendo uno de los grupos desconocidos más importantes e influyentes de la historia del rock. Se podría decir que son uno de los padres, tanto del indie, como del noise, como del postrock,… aunque afirmar con este tono posiblemente no merezca credibilidad alguna, porque siempre hay unos Can, la comentada Velvet Underground, unos Violent Femmes, unos My Bloody Valentine, o unos Sonic Youth dispuestos a desmontar tal afirmación.

Y la mejor muestra de su discografía es su primer álbum: Crazy Rhythms (1980)

Rara avis de los discos publicados en los 80’s, es un disco sencillamente genial, inclasificable, convulsivo, simplemente distinto.

Expresa mejor que ningún otro el trazo de The Feelies: guitarras nerviosas y malabaristas, torpedeantes baterías, sonidos hipnóticos y voces susurrantes. El corte es limpio, la música fluye a borbotones, a golpes de genio, no hay control, el ritmo es desternillante al que le suceden paisajes de confortante paz, y unos limpios punteos que van complicándose para convertirse en escaleras zigzagueantes hasta el trance, que hacen que una sacudida eléctrica recorra todo tu cuerpo.

Las canciones se suceden con naturalidad. Fa-ce-la, por ser la más pop y Raised Eyebrown por ser la más ortodoxa, lo cual no significa que cojeen, se salen un poco del guión de una obra que no puede más que causar estragos en aquellos que la descubráis.

Queridos compañer@s escafandristas, han pasado veintiséis años desde entonces. No penséis que es demasiado tiempo para recuperarlo. Mientras escribo, suena de fondo, y parece que fue ayer. No es sentimentalismo barato de un disco que marcó una época de mi vida. Estar expuesto a este disco deriva con casi total probabilidad en caer rendido a sus pies, tengas veinte primaveras o hayas superado la crisis de los cuarenta… este disco es de mis preferidos.

Su estupenda Loveless Love que crece y crece…